Radioactividad

Radioactividad
5 (100%) 2 votes

QUÉ ES LA RADIOACTIVIDAD

Los átomos radiactivos son aquellos átomos que no tienen un balance correcto entre protones o neutrones. Cuando el número de neutrones es excesivo o demasiado pequeño respecto al número de protones, se hace más difícil que la fuerza nuclear fuerte, los mantenga unidos unidos. El desequilibrio entre protones y neutrones se corrige mediante la liberación del exceso de neutrones o protones, en forma de partículas α (núcleos de helio), y partículas β, que pueden ser electrones o positrones. Estos 2 tipos de emisiones nos da  2 tipos de radioactividad:

TIPOS DE RADIACIONES

  • Radiación α, que aligera los núcleos atómicos en 4 unidades másicas, y cambia el número atómico en dos unidades.
  • Radiación β, que no cambia la masa del núcleo, y cambia el número atómico en una sola unidad

La Radiación γ, por su parte, se debe a que el núcleo pasa de un estado excitado de mayor energía a otro de menor energía, que puede seguir siendo inestable y dar lugar a la emisión de más radiación de tipo α, β o γ. La radiación γ es, por tanto, un tipo de radiación electromagnética muy penetrante, ya que tiene una alta energía por fotón emitido.

ELEMENTOS RADIACTIVOS

  • Polonio
  • Ástato
  • Radón
  • Francio
  • Radio
  • Actinio
  • Torio
  • Protoactinio
  • Uranio
  • Neptunio
  • Plutonio
  • Americio
  • Lawrencio
  • Curio
  • Berkelio
  • Californio
  • Einstenio
  • Fermio
  • Mendelevio
  • Nobelio

RESIDUOS RADIACTIVOS

Los residuos nucleares, cuyo aspecto es igual al del combustible nuevo, emiten radiación alfa, beta y gamma, además de generar calor como consecuencia de la desintegración radiactiva. Además contienen diferentes sustancias que desarrollan su radiactividad independientemente, lo que dificulta el tratamiento de los residuos; por ejemplo, aunque el principal elemento sea el uranio (95% de los residuos), son los productos de fisión del combustible (2% de los residuos) los que mantienen mayor actividad durante los primeros 150-200 años. Entre estos residuos se encuentran también el plutonio 240, que tiene un período de semidesintegración de aproximadamente 6600 años; y el neptunio 237, con un período de 2.130.000 años.